Nuevas recetas

2 niños se esconden en el supermercado durante la noche, saquean $ 386 en comida y bebida

2 niños se esconden en el supermercado durante la noche, saquean $ 386 en comida y bebida

Ahora están bajo investigación por robo.

Tana R / shutterstock.com

La policía está investigando un robo en un REINO UNIDO. tienda de comestibles después de que dos niños fueron encerrados durante la noche y supuestamente se sirvieron casi £ 300 (aproximadamente $ 386) en comida y bebida alcohólica. Los niños, que se cree que tenían entre 12 y 13 años, se escondieron entre los estantes del departamento de ropa de Kingsgate de Sainsbury's hasta que la tienda cerró a las 10 p.m., según Noticias de East Kilbride.

Los trabajadores que llegaban para sus turnos de madrugada descubrieron a la pareja a las 2 a.m. y se llamó a los padres de los niños para que recogieran a sus hijos, que estaban "sanos y salvos". Ahora la policía está buscando una cámara y dos tarjetas de memoria que se informó que faltaban en el inventario de la tienda.

Los representantes de la tienda afirman estar intensificando sus protocolos de seguridad y le dicen a East Kilbride News: "Es impactante que los guardias de seguridad no hayan notado a los dos niños". Aunque no recomendamos este método, aquí tienes 14 consejos brillantes para ahorrar dinero en la tienda de comestibles.


Mamá, mamá, mamá, esposa, ¿quién?

Se siente muy extraño intentar escribir una reseña de este libro, porque para ser honesto, ha tenido un profundo impacto emocional en mí. Durante la mayor parte de Lockdown y el año pasado me sentí emocionalmente entumecido. Me he sentido separada de mi amor y mi alegría de una manera que nunca antes había experimentado. Me he observado a mí mismo en momentos de felicidad sin saber por qué no penetraba en mi alma.

La razón, por supuesto, es un dolor sin control, que se esconde de un dolor demasiado severo para lidiar con él, que se esconde de una pérdida demasiado cruda para darse cuenta.

Leer esta colección de ensayos de Sophie White ha sido mi perdición. A través de sus relatos crudos e implacablemente honestos de su vida, ella ha derribado mis paredes. Es como si leer su dolor me hubiera permitido liberar el mío.

Lloré una vez este año. De hecho, mis ojos han estado invasivamente secos y punzantes. Al leer la primera página de Corpsing llegaron las lágrimas. Al día siguiente de terminarlo, lloré todo el día. Lloré por todo y por nada. Lloré en mi té y en los abrazos de mis hijos. Se ha abierto una compuerta literal y no parece que vaya a cerrarse pronto.

Si bien no puedo prometer a todos los lectores una reacción tan visceral como esta, puedo prometer que se sentirán conmovidos y probablemente perseguidos por las palabras de Sophie.

Basta de digresión, adelante con la revisión.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories es una colección de ensayos publicados por Tramp Press en
que Sophie White recuerda y comparte momentos íntimos de su vida.

Para decir los temas de enfermedad mental, duelo, maternidad, adicción y
El feminismo que se explora en este libro es quedarse corto. Más exactamente lo haría
afirman que los temas se revelan como experiencia vivida.

& # 8220Pero si & # 8217s no es gracioso, entonces & # 8217 estoy aburriendo a la gente con mi vida de mierda, & # 8221

Sophie le dice a su esposo mientras reflexiona sobre su escritura.

No estoy seguro de cómo Sophie podría siquiera imaginar que alguno de los ensayos de este
libro se consideraría aburrido. Ella da vida a lo crudo y agotador
momentos que ha encontrado con una belleza y un color lingüístico que es
simplemente inquietante.

El libro es apasionante desde el primer capítulo en el que relata un
noche donde la vida y la muerte chocaron de manera conmovedora. Ella compara y
contrasta el lamento de una nueva vida con los "jadeos ahogados" de las últimas respiraciones en un
manera que es verdaderamente evocadora e inolvidable.

Las comparaciones horriblemente hermosas continúan a lo largo del libro mientras ella
comparte los momentos más angustiosos y alegres de su vida. Sophie desafía el
la empatía del lector en algunos capítulos, ya que nos permite adentrarnos en lo más oscuro
partes de su psique. Ella nos presenta duras y difíciles realizaciones de que
parecen existir en una extraña armonía paradójica entre sí. La alegría que ella
siente en su papel de madre se contradice con su miedo y autodesprecio como
describe los detalles más horribles de su lucha contra la enfermedad mental.
Su cuerpo es un templo glorioso para sus hijos y # 8211 el hogar donde su
la belleza y la inocencia fueron creadas y alimentadas & # 8211 y un sitio de autodestrucción
y dolor intenso.

La forma en que Sophie describe su adicción al alcohol es única.
hilo de una narrativa colectiva. Se infiltra en su vida y se convierte en
absorbente. Requiere gestión, subterfugio y traición. La culpa y
La vergüenza que conlleva saber que hay un problema no es suficiente para sofocar la
Necesito alimentar la adicción. Su aceptación y entrega final a la recuperación.
requiere sacrificio, fuerza y ​​la capacidad de aceptar que es un
batalla que ella enfrentará. Esta es la realidad universal para cualquier individuo.
luchando contra la adicción, pero es la más difícil de transmitir a los no adictos.

A lo largo de sus ensayos, Sophie plantea preguntas difíciles sobre los puntos de vista patriarcales.
que dominan nuestra sociedad. Ella presenta con tanta claridad las fuerzas opuestas
que existen dentro de nosotras como mujeres que luchan por ser escuchadas en un mundo no solo
dominado pero estructurado para y alrededor de la perspectiva masculina. Ella examina el
cuestión de la belleza superficial que está tan arraigada en nuestras mentes que incluso
nos rebelamos contra los requisitos de la "norma" todavía nos medimos contra un
meta a menudo inalcanzable. Lejos de ser condescendiente o condescendiente, ella
simplemente lleva al lector a cuestionar su propio sistema de creencias y nos pide que
Examine los fundamentos (probablemente defectuosos) de estos.

En "Corpsing: My Body and Other Horror Stories", Sophie se ha revelado
ser una mujer fuerte, vulnerable y perfectamente imperfecta que lucha con su lugar
en el mundo. Con esta revelación, ella nos permite aceptar nuestros propios defectos y
existencia contradictoria. Es una reflexión personal y profundamente conmovedora sobre una vida.
eso es maravillosamente desafiante. También es una reflexión sobre un personaje que
a pesar del dolor, el sufrimiento y la paralizante duda de uno mismo se aferra a la alegría, el amor y la
la creencia de que hay esperanza y sanación en la creación.


Mamá, mamá, mamá, esposa, ¿quién?

Se siente muy extraño intentar escribir una reseña de este libro, porque para ser honesto, ha tenido un profundo impacto emocional en mí. Durante la mayor parte de Lockdown y el año pasado me sentí emocionalmente entumecido. Me he sentido separado de mi amor y mi alegría de una manera que nunca antes había experimentado. Me he observado a mí mismo en momentos de felicidad sin saber por qué no penetraba en mi alma.

La razón, por supuesto, es un dolor sin control, que se esconde de un dolor demasiado severo para lidiar con él, que se esconde de una pérdida demasiado cruda para darse cuenta.

Leer esta colección de ensayos de Sophie White ha sido mi perdición. A través de sus relatos crudos e implacablemente honestos de su vida, ella ha derribado mis paredes. Es como si leer su dolor me hubiera permitido liberar el mío.

Lloré una vez este año. De hecho, mis ojos han estado invasivamente secos y punzantes. Al leer la primera página de Corpsing llegaron las lágrimas. Al día siguiente de terminarlo, lloré todo el día. Lloré por todo y por nada. Lloré en mi té y en los abrazos de mis hijos. Se ha abierto una compuerta literal y no parece que vaya a cerrarse pronto.

Si bien no puedo prometer a todos los lectores una reacción tan visceral como esta, puedo prometer que se sentirán conmovidos y probablemente perseguidos por las palabras de Sophie.

Basta de digresión, adelante con la revisión.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories es una colección de ensayos publicados por Tramp Press en
que Sophie White recuerda y comparte momentos íntimos de su vida.

Para decir los temas de enfermedad mental, duelo, maternidad, adicción y
El feminismo que se explora en este libro es quedarse corto. Más exactamente lo haría
afirman que los temas se revelan como experiencia vivida.

& # 8220Pero si & # 8217s no es gracioso, entonces & # 8217 estoy aburriendo a la gente con mi vida de mierda, & # 8221

Sophie le dice a su esposo mientras reflexiona sobre su escritura.

No estoy seguro de cómo Sophie podría siquiera imaginar que alguno de los ensayos de este
libro se consideraría aburrido. Ella da vida a lo crudo y agotador
momentos que ha encontrado con una belleza y un color lingüístico que es
simplemente inquietante.

El libro es apasionante desde el primer capítulo en el que relata un
noche donde la vida y la muerte chocaron de manera conmovedora. Ella compara y
contrasta el lamento de una nueva vida con los "jadeos ahogados" de las últimas respiraciones en un
manera que es verdaderamente evocadora e inolvidable.

Las comparaciones horriblemente hermosas continúan a lo largo del libro mientras ella
comparte los momentos más angustiosos y alegres de su vida. Sophie desafía el
la empatía del lector en algunos capítulos, ya que nos permite adentrarnos en lo más oscuro
partes de su psique. Ella nos presenta duras y difíciles realizaciones de que
parecen existir en una extraña armonía paradójica entre sí. La alegría que ella
siente en su papel de madre se contradice con su miedo y autodesprecio como
describe los detalles más horribles de su lucha contra la enfermedad mental.
Su cuerpo es un templo glorioso para sus hijos y # 8211 el hogar donde su
la belleza y la inocencia fueron creadas y alimentadas & # 8211 y un sitio de autodestrucción
y dolor intenso.

La forma en que Sophie describe su adicción al alcohol es única.
hilo de una narrativa colectiva. Se infiltra en su vida y se convierte en
absorbente. Requiere gestión, subterfugio y traición. La culpa y
La vergüenza que conlleva saber que hay un problema no es suficiente para sofocar la
Necesito alimentar la adicción. Su aceptación y entrega final a la recuperación.
requiere sacrificio, fuerza y ​​la capacidad de aceptar que es un
batalla que ella enfrentará. Esta es la realidad universal para cualquier individuo.
luchando contra la adicción, pero es la más difícil de transmitir a los no adictos.

A lo largo de sus ensayos, Sophie plantea preguntas difíciles sobre los puntos de vista patriarcales.
que dominan nuestra sociedad. Ella presenta con tanta claridad las fuerzas opuestas
que existen dentro de nosotras como mujeres que luchan por ser escuchadas en un mundo no solo
dominado pero estructurado para y alrededor de la perspectiva masculina. Ella examina el
cuestión de la belleza superficial que está tan arraigada en nuestras mentes que incluso
nos rebelamos contra los requisitos de la "norma" todavía nos medimos contra un
meta a menudo inalcanzable. Lejos de ser condescendiente o condescendiente, ella
simplemente lleva al lector a cuestionar su propio sistema de creencias y nos pide que
Examine los fundamentos (probablemente defectuosos) de estos.

En "Corpsing: My Body and Other Horror Stories", Sophie se ha revelado
ser una mujer fuerte, vulnerable y perfectamente imperfecta que lucha con su lugar
en el mundo. Con esta revelación, ella nos permite aceptar nuestros propios defectos y
existencia contradictoria. Es una reflexión personal y profundamente conmovedora sobre una vida.
eso es maravillosamente desafiante. También es una reflexión sobre un personaje que
a pesar del dolor, el sufrimiento y la paralizante duda de uno mismo se aferra a la alegría, el amor y la
la creencia de que hay esperanza y sanación en la creación.


Mamá, mamá, mamá, esposa, ¿quién?

Se siente muy extraño intentar escribir una reseña de este libro, porque para ser honesto, ha tenido un profundo impacto emocional en mí. Durante la mayor parte de Lockdown y el año pasado me sentí emocionalmente entumecido. Me he sentido separada de mi amor y mi alegría de una manera que nunca antes había experimentado. Me he observado a mí mismo en momentos de felicidad sin saber por qué no penetraba en mi alma.

La razón, por supuesto, es un dolor sin control, que se esconde de un dolor demasiado severo para lidiar con él, que se esconde de una pérdida demasiado cruda para darse cuenta.

Leer esta colección de ensayos de Sophie White ha sido mi perdición. A través de sus relatos crudos e implacablemente honestos de su vida, ella ha derribado mis paredes. Es como si leer su dolor me hubiera permitido liberar el mío.

Lloré una vez este año. De hecho, mis ojos han estado invasivamente secos y punzantes. Al leer la primera página de Corpsing llegaron las lágrimas. Al día siguiente de terminarlo, lloré todo el día. Lloré por todo y por nada. Lloré en mi té y en los abrazos de mis hijos. Se ha abierto una compuerta literal y no parece que vaya a cerrarse pronto.

Si bien no puedo prometer a todos los lectores una reacción tan visceral como esta, puedo prometer que se sentirán conmovidos y probablemente perseguidos por las palabras de Sophie.

Basta de digresión, adelante con la revisión.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories es una colección de ensayos publicados por Tramp Press en
que Sophie White recuerda y comparte momentos íntimos de su vida.

Para decir los temas de enfermedad mental, duelo, maternidad, adicción y
El feminismo que se explora en este libro es quedarse corto. Más exactamente lo haría
afirman que los temas se revelan como experiencia vivida.

& # 8220Pero si & # 8217s no es gracioso, entonces & # 8217 estoy aburriendo a la gente con mi vida de mierda, & # 8221

Sophie le dice a su esposo mientras reflexiona sobre su escritura.

No estoy seguro de cómo Sophie podría siquiera imaginar que alguno de los ensayos de este
libro se consideraría aburrido. Ella da vida a lo crudo y agotador
momentos que ha encontrado con una belleza y un color lingüístico que es
simplemente inquietante.

El libro es apasionante desde el primer capítulo en el que relata un
noche donde la vida y la muerte chocaron de manera conmovedora. Ella compara y
contrasta el lamento de una nueva vida con los "jadeos ahogados" de las últimas respiraciones en un
manera que es verdaderamente evocadora e inolvidable.

Las comparaciones horriblemente hermosas continúan a lo largo del libro mientras ella
comparte los momentos más angustiosos y alegres de su vida. Sophie desafía el
la empatía del lector en algunos capítulos, ya que nos permite adentrarnos en lo más oscuro
partes de su psique. Ella nos presenta duras y difíciles realizaciones de que
parecen existir en una extraña armonía paradójica entre sí. La alegría que ella
siente en su papel de madre se contradice con su miedo y autodesprecio como
describe los detalles más horribles de su lucha contra la enfermedad mental.
Su cuerpo es un templo glorioso para sus hijos y # 8211 el hogar donde su
la belleza y la inocencia fueron creadas y alimentadas & # 8211 y un sitio de autodestrucción
y dolor intenso.

La forma en que Sophie describe su adicción al alcohol es única.
hilo de una narrativa colectiva. Se infiltra en su vida y se convierte en
absorbente. Requiere gestión, subterfugio y traición. La culpa y
La vergüenza que conlleva saber que hay un problema no es suficiente para sofocar la
Necesito alimentar la adicción. Su aceptación y entrega final a la recuperación.
requiere sacrificio, fuerza y ​​la capacidad de aceptar que es un
batalla que ella enfrentará. Esta es la realidad universal para cualquier individuo.
luchando contra la adicción, pero es la más difícil de transmitir a los no adictos.

A lo largo de sus ensayos, Sophie plantea preguntas difíciles sobre los puntos de vista patriarcales.
que dominan nuestra sociedad. Ella presenta con tanta claridad las fuerzas opuestas
que existen dentro de nosotras como mujeres que luchan por ser escuchadas en un mundo no solo
dominado pero estructurado para y alrededor de la perspectiva masculina. Ella examina el
cuestión de la belleza superficial que está tan arraigada en nuestras mentes que incluso
nos rebelamos contra los requisitos de la "norma" todavía nos medimos contra un
meta a menudo inalcanzable. Lejos de ser condescendiente o condescendiente, ella
simplemente lleva al lector a cuestionar su propio sistema de creencias y nos pide que
Examine los fundamentos (probablemente defectuosos) de estos.

En "Corpsing: My Body and Other Horror Stories", Sophie se ha revelado
ser una mujer fuerte, vulnerable y perfectamente imperfecta que lucha con su lugar
en el mundo. Con esta revelación, ella nos permite aceptar nuestros propios defectos y
existencia contradictoria. Es una reflexión personal y profundamente conmovedora sobre una vida.
eso es maravillosamente desafiante. También es una reflexión sobre un personaje que
a pesar del dolor, el sufrimiento y la paralizante duda de uno mismo se aferra a la alegría, el amor y la
la creencia de que hay esperanza y sanación en la creación.


Mamá, mamá, mamá, esposa, ¿quién?

Se siente muy extraño intentar escribir una reseña de este libro, porque para ser honesto, ha tenido un profundo impacto emocional en mí. Durante la mayor parte de Lockdown y el año pasado me sentí emocionalmente entumecido. Me he sentido separada de mi amor y mi alegría de una manera que nunca antes había experimentado. Me he observado a mí mismo en momentos de felicidad sin saber por qué no penetraba en mi alma.

La razón, por supuesto, es un dolor sin control, que se esconde de un dolor demasiado severo para lidiar con él, que se esconde de una pérdida demasiado cruda para darse cuenta.

Leer esta colección de ensayos de Sophie White ha sido mi perdición. A través de sus relatos crudos e implacablemente honestos de su vida, ella ha derribado mis paredes. Es como si leer su dolor me hubiera permitido liberar el mío.

Lloré una vez este año. De hecho, mis ojos han estado invasivamente secos y punzantes. Al leer la primera página de Corpsing llegaron las lágrimas. Al día siguiente de terminarlo, lloré todo el día. Lloré por todo y por nada. Lloré en mi té y en los abrazos de mis hijos. Se ha abierto una compuerta literal y no parece que vaya a cerrarse pronto.

Si bien no puedo prometer a todos los lectores una reacción tan visceral como esta, puedo prometer que se sentirán conmovidos y probablemente perseguidos por las palabras de Sophie.

Basta de digresión, adelante con la revisión.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories es una colección de ensayos publicados por Tramp Press en
que Sophie White recuerda y comparte momentos íntimos de su vida.

Para decir los temas de enfermedad mental, duelo, maternidad, adicción y
El feminismo que se explora en este libro es quedarse corto. Más exactamente lo haría
afirman que los temas se revelan como experiencia vivida.

& # 8220Pero si & # 8217 no es gracioso, entonces & # 8217 estoy aburriendo a la gente con mi vida de mierda, & # 8221

Sophie le dice a su esposo mientras reflexiona sobre su escritura.

No estoy seguro de cómo Sophie podría siquiera imaginar que alguno de los ensayos de este
libro se consideraría aburrido. Ella da vida a lo crudo y agotador
momentos que ha encontrado con una belleza y un color lingüístico que es
simplemente inquietante.

El libro es apasionante desde el primer capítulo en el que relata un
noche donde la vida y la muerte chocaron de manera conmovedora. Ella compara y
contrasta el lamento de una nueva vida con los "jadeos ahogados" de las últimas respiraciones en un
manera que es verdaderamente evocadora e inolvidable.

Las comparaciones horriblemente hermosas continúan a lo largo del libro mientras ella
comparte los momentos más angustiosos y alegres de su vida. Sophie desafía el
la empatía del lector en algunos capítulos, ya que nos permite adentrarnos en lo más oscuro
partes de su psique. Ella nos presenta duras y difíciles realizaciones de que
parecen existir en una extraña armonía paradójica entre sí. La alegría que ella
siente en su papel de madre se contradice con su miedo y autodesprecio como
describe los detalles más horribles de su lucha contra la enfermedad mental.
Su cuerpo es un templo glorioso para sus hijos y # 8211 el hogar donde su
la belleza y la inocencia fueron creadas y alimentadas & # 8211 y un sitio de autodestrucción
y dolor intenso.

La forma en que Sophie describe su adicción al alcohol es única.
hilo de una narrativa colectiva. Se infiltra en su vida y se convierte en
absorbente. Requiere gestión, subterfugio y traición. La culpa y
La vergüenza que conlleva saber que hay un problema no es suficiente para sofocar la
Necesito alimentar la adicción. Su aceptación y entrega final a la recuperación.
requiere sacrificio, fuerza y ​​la capacidad de aceptar que es un
batalla que ella enfrentará. Esta es la realidad universal para cualquier individuo.
luchando contra la adicción, pero es la más difícil de transmitir a los no adictos.

A lo largo de sus ensayos, Sophie plantea preguntas difíciles sobre los puntos de vista patriarcales.
que dominan nuestra sociedad. Ella presenta con tanta claridad las fuerzas opuestas
que existen dentro de nosotras como mujeres que luchan por ser escuchadas en un mundo no solo
dominado pero estructurado para y alrededor de la perspectiva masculina. Ella examina el
cuestión de la belleza superficial que está tan arraigada en nuestras mentes que incluso
nos rebelamos contra los requisitos de la "norma" todavía nos medimos contra un
meta a menudo inalcanzable. Lejos de ser condescendiente o condescendiente, ella
simplemente lleva al lector a cuestionar su propio sistema de creencias y nos pide que
Examine los fundamentos (probablemente defectuosos) de estos.

En "Corpsing: My Body and Other Horror Stories", Sophie se ha revelado
ser una mujer fuerte, vulnerable y perfectamente imperfecta que lucha con su lugar
en el mundo. Con esta revelación, ella nos permite aceptar nuestros propios defectos y
existencia contradictoria. Es una reflexión personal y profundamente conmovedora sobre una vida.
eso es maravillosamente desafiante. También es una reflexión sobre un personaje que
a pesar del dolor, el sufrimiento y la paralizante duda de uno mismo se aferra a la alegría, el amor y la
la creencia de que hay esperanza y sanación en la creación.


Mamá, mamá, mamá, esposa, ¿quién?

Se siente muy extraño intentar escribir una reseña de este libro, porque para ser honesto, ha tenido un profundo impacto emocional en mí. Durante la mayor parte de Lockdown y el año pasado me sentí emocionalmente entumecido. Me he sentido separada de mi amor y mi alegría de una manera que nunca antes había experimentado. Me he observado a mí mismo en momentos de felicidad sin saber por qué no penetraba en mi alma.

La razón, por supuesto, es un dolor sin control, que se esconde de un dolor demasiado severo para lidiar con él, que se esconde de una pérdida demasiado cruda para darse cuenta.

Leer esta colección de ensayos de Sophie White ha sido mi perdición. A través de sus relatos crudos e implacablemente honestos de su vida, ella ha derribado mis paredes. Es como si leer su dolor me hubiera permitido liberar el mío.

Lloré una vez este año. De hecho, mis ojos han estado invasivamente secos y punzantes. Al leer la primera página de Corpsing llegaron las lágrimas. Al día siguiente de terminarlo, lloré todo el día. Lloré por todo y por nada. Lloré en mi té y en los abrazos de mis hijos. Se ha abierto una compuerta literal y no parece que vaya a cerrarse pronto.

Si bien no puedo prometer a todos los lectores una reacción tan visceral como esta, puedo prometer que se sentirán conmovidos y probablemente perseguidos por las palabras de Sophie.

Basta de digresión, adelante con la revisión.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories es una colección de ensayos publicados por Tramp Press en
que Sophie White recuerda y comparte momentos íntimos de su vida.

Para decir los temas de enfermedad mental, duelo, maternidad, adicción y
El feminismo que se explora en este libro es quedarse corto. Más exactamente lo haría
afirman que los temas se revelan como experiencia vivida.

& # 8220Pero si & # 8217s no es gracioso, entonces & # 8217 estoy aburriendo a la gente con mi vida de mierda, & # 8221

Sophie le dice a su esposo mientras reflexiona sobre su escritura.

No estoy seguro de cómo Sophie podría siquiera imaginar que alguno de los ensayos de este
libro se consideraría aburrido. Ella da vida a lo crudo y agotador
momentos que ha encontrado con una belleza y un color lingüístico que es
simplemente inquietante.

El libro es apasionante desde el primer capítulo en el que relata un
noche donde la vida y la muerte chocaron de manera conmovedora. Ella compara y
contrasta el lamento de una nueva vida con los "jadeos ahogados" de las últimas respiraciones en un
manera que es verdaderamente evocadora e inolvidable.

Las comparaciones horriblemente hermosas continúan a lo largo del libro mientras ella
comparte los momentos más angustiosos y alegres de su vida. Sophie desafía el
la empatía del lector en algunos capítulos, ya que nos permite adentrarnos en lo más oscuro
partes de su psique. Ella nos presenta duras y difíciles realizaciones de que
parecen existir en una extraña armonía paradójica entre sí. La alegría que ella
siente en su papel de madre se contradice con su miedo y autodesprecio como
describe los detalles más horribles de su lucha contra la enfermedad mental.
Su cuerpo es un templo glorioso para sus hijos y # 8211 el hogar donde su
la belleza y la inocencia fueron creadas y alimentadas & # 8211 y un sitio de autodestrucción
y dolor intenso.

La forma en que Sophie describe su adicción al alcohol es única.
hilo de una narrativa colectiva. Se infiltra en su vida y se convierte en
absorbente. Requiere gestión, subterfugio y traición. La culpa y
La vergüenza que conlleva saber que hay un problema no es suficiente para sofocar la
Necesito alimentar la adicción. Su aceptación y entrega final a la recuperación.
requiere sacrificio, fuerza y ​​la capacidad de aceptar que es un
batalla que ella enfrentará. Esta es la realidad universal para cualquier individuo.
luchando contra la adicción, pero es la más difícil de transmitir a los no adictos.

A lo largo de sus ensayos, Sophie plantea preguntas difíciles sobre los puntos de vista patriarcales.
que dominan nuestra sociedad. Ella presenta con tanta claridad las fuerzas opuestas
que existen dentro de nosotras como mujeres que luchan por ser escuchadas en un mundo no solo
dominado pero estructurado para y alrededor de la perspectiva masculina. Ella examina el
cuestión de la belleza superficial que está tan arraigada en nuestras mentes que incluso
nos rebelamos contra los requisitos de la "norma" todavía nos medimos contra un
meta a menudo inalcanzable. Lejos de ser condescendiente o condescendiente, ella
simplemente lleva al lector a cuestionar su propio sistema de creencias y nos pide que
Examine los fundamentos (probablemente defectuosos) de estos.

En "Corpsing: My Body and Other Horror Stories", Sophie se ha revelado
ser una mujer fuerte, vulnerable y perfectamente imperfecta que lucha con su lugar
en el mundo. Con esta revelación, ella nos permite aceptar nuestros propios defectos y
existencia contradictoria. Es una reflexión personal y profundamente conmovedora sobre una vida.
eso es maravillosamente desafiante. También es una reflexión sobre un personaje que
a pesar del dolor, el sufrimiento y la paralizante duda de uno mismo se aferra a la alegría, el amor y la
la creencia de que hay esperanza y sanación en la creación.


Mamá, mamá, mamá, esposa, ¿quién?

Se siente muy extraño intentar escribir una reseña de este libro, porque para ser honesto, ha tenido un profundo impacto emocional en mí. Durante la mayor parte de Lockdown y el año pasado me sentí emocionalmente entumecido. Me he sentido separada de mi amor y mi alegría de una manera que nunca antes había experimentado. Me he observado a mí mismo en momentos de felicidad sin saber por qué no penetraba en mi alma.

La razón, por supuesto, es un dolor sin control, que se esconde de un dolor demasiado severo para lidiar con él, que se esconde de una pérdida demasiado cruda para darse cuenta.

Leer esta colección de ensayos de Sophie White ha sido mi perdición. A través de sus relatos crudos e implacablemente honestos de su vida, ella ha derribado mis paredes. Es como si leer su dolor me hubiera permitido liberar el mío.

Lloré una vez este año. De hecho, mis ojos han estado invasivamente secos y punzantes. Al leer la primera página de Corpsing llegaron las lágrimas. Al día siguiente de terminarlo, lloré todo el día. Lloré por todo y por nada. Lloré en mi té y en los abrazos de mis hijos. Se ha abierto una compuerta literal y no parece que vaya a cerrarse pronto.

Si bien no puedo prometer a todos los lectores una reacción tan visceral como esta, puedo prometer que se sentirán conmovidos y probablemente perseguidos por las palabras de Sophie.

Basta de digresión, adelante con la revisión.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories es una colección de ensayos publicados por Tramp Press en
que Sophie White recuerda y comparte momentos íntimos de su vida.

Para decir los temas de enfermedad mental, duelo, maternidad, adicción y
El feminismo que se explora en este libro es quedarse corto. Más exactamente lo haría
afirman que los temas se revelan como experiencia vivida.

& # 8220Pero si & # 8217s no es gracioso, entonces & # 8217 estoy aburriendo a la gente con mi vida de mierda, & # 8221

Sophie le dice a su esposo mientras reflexiona sobre su escritura.

No estoy seguro de cómo Sophie podría siquiera imaginar que alguno de los ensayos de este
libro se consideraría aburrido. Ella da vida a lo crudo y agotador
momentos que ha encontrado con una belleza y un color lingüístico que es
simplemente inquietante.

El libro es apasionante desde el primer capítulo en el que relata un
noche donde la vida y la muerte chocaron de manera conmovedora. Ella compara y
contrasta el lamento de una nueva vida con los "jadeos ahogados" de las últimas respiraciones en un
manera que es verdaderamente evocadora e inolvidable.

Las comparaciones horriblemente hermosas continúan a lo largo del libro mientras ella
comparte los momentos más angustiosos y alegres de su vida. Sophie desafía el
la empatía del lector en algunos capítulos, ya que nos permite adentrarnos en lo más oscuro
partes de su psique. Ella nos presenta duras y difíciles realizaciones de que
parecen existir en una extraña armonía paradójica entre sí. La alegría que ella
siente en su papel de madre se contradice con su miedo y autodesprecio como
describe los detalles más horribles de su lucha contra la enfermedad mental.
Su cuerpo es un templo glorioso para sus hijos y # 8211 el hogar donde su
la belleza y la inocencia fueron creadas y alimentadas & # 8211 y un sitio de autodestrucción
y dolor intenso.

La forma en que Sophie describe su adicción al alcohol es única.
hilo de una narrativa colectiva. Se infiltra en su vida y se convierte en
absorbente. Requiere gestión, subterfugio y traición. La culpa y
La vergüenza que conlleva saber que hay un problema no es suficiente para sofocar la
Necesito alimentar la adicción. Su aceptación y entrega final a la recuperación.
requiere sacrificio, fuerza y ​​la capacidad de aceptar que es un
batalla que ella enfrentará. Esta es la realidad universal para cualquier individuo.
luchando contra la adicción, pero es la más difícil de transmitir a los no adictos.

A lo largo de sus ensayos, Sophie plantea preguntas difíciles sobre los puntos de vista patriarcales.
que dominan nuestra sociedad. Ella presenta con tanta claridad las fuerzas opuestas
que existen dentro de nosotras como mujeres que luchan por ser escuchadas en un mundo no solo
dominado pero estructurado para y alrededor de la perspectiva masculina. Ella examina el
cuestión de la belleza superficial que está tan arraigada en nuestras mentes que incluso
nos rebelamos contra los requisitos de la "norma" todavía nos medimos contra un
meta a menudo inalcanzable. Lejos de ser condescendiente o condescendiente, ella
simplemente lleva al lector a cuestionar su propio sistema de creencias y nos pide que
Examine los fundamentos (probablemente defectuosos) de estos.

En "Corpsing: My Body and Other Horror Stories", Sophie se ha revelado
ser una mujer fuerte, vulnerable y perfectamente imperfecta que lucha con su lugar
en el mundo. Con esta revelación, ella nos permite aceptar nuestros propios defectos y
existencia contradictoria. Es una reflexión personal y profundamente conmovedora sobre una vida.
eso es maravillosamente desafiante. También es una reflexión sobre un personaje que
a pesar del dolor, el sufrimiento y la paralizante duda de uno mismo se aferra a la alegría, el amor y la
la creencia de que hay esperanza y sanación en la creación.


Mamá, mamá, mamá, esposa, ¿quién?

Es muy extraño intentar escribir una reseña de este libro, porque para ser honesto, ha tenido un profundo impacto emocional en mí. Durante la mayor parte de Lockdown y el año pasado me sentí emocionalmente entumecido. Me he sentido separada de mi amor y mi alegría de una manera que nunca antes había experimentado. I have watched myself in moments of happiness unsure why it wasnt penetrating to my soul.

The reason of course is un-checked grief, hiding from a pain too harsh to deal with, hiding from a loss too raw to realise.

Reading this collection of essays by Sophie White has been the undoing of me. Through her raw and unrelentingly honest accounts from her life she has knocked down my walls. It is as if reading her pain has allowed me to release my own.

I have cried once this year. My eyes have in fact been invasively dry and stinging. On reading the first page of Corpsing tears arrived. The day after I finished it I cried all day. I cried about everything and nothing. I cried into my tea and into my children’s snuggles. A literal floodgate has opened and it’s not looking like closing soon.

While I cant promise all of the readers a reaction as visceral as this, I can promise that you will be moved and most likely haunted by Sophie’s words.

Enough digression, on with the review.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories is a collection of essays published by Tramp Press in
which Sophie White recalls and shares intimate moments from her life.

To say the themes of mental illness, grief, motherhood, addiction and
feminism are explored in this book is an understatement. More accurately I would
state that the themes are revealed as lived experience.

“But if it’s not funny then I’m just boring people with my crap life,”

Sophie states to her husband as she is reflecting on her writing.

I’m not sure how Sophie could even imagine that any of the essays in this
book would be considered boring. She brings to life the raw and gruelling
moments that she has encountered with a beauty and linguistic colour that is
simply haunting.

The book is gripping from the very first chapter in which she recounts an
evening where life and death collided in a poignant manner. She compares and
contrasts the wail of a new life with the ‘choked gasps’ of final breaths in a
way that is truly evocative and unforgettable.

The horrifyingly, beautiful comparisons continue throughout the book as she
shares the most harrowing and joyful moments of her life. Sophie challenges the
reader’s empathy in some chapters as she allows us to delve into the darkest
parts of her psyche. She presents us with stark, difficult realisations that
seem to exist in a strange paradoxical harmony with each other. The joy she
feels in her role as a mother is contradicted by her fear and self-loathing as
she describes the more horrific details of her struggle with mental illness.
Her body is both a glorious temple to her children – the home where their
beauty and innocence was created and nourished – and a site of self-destruction
and intense pain.

The way in which Sophie describes her alcohol addiction is her own unique
thread of a collective narrative. It creeps into her life and becomes
all-consuming. It requires management, subterfuge and betrayal. The guilt and
shame that come with knowing that there is a problem is not enough to quell the
need to feed the addiction. Her acceptance and ultimate surrender to recovery
requires sacrifice, strength and an ability to accept that it is a life-long
battle that she will face. This is the universal reality for any individual
struggling with addiction – but it is the hardest one to relay to non-addicts.

Throughout her essays Sophie poses tough questions on the patriarchal views
that dominate our society. She presents with such clarity the opposing forces
that exist within us as women striving to be heard in a world not just
dominated by but structured for and around the male perspective. She examines the
question of superficial beauty that is so ingrained in our minds that even as
we rebel against the ‘norm’ requirements we still measure ourselves against an
often unachievable goal. Far from being patronising or condescending, she
simply leads the reader to question their own belief system and asks us to
examine the (probably faulty) foundations of these.

In ‘Corpsing: My Body and Other Horror Stories’ Sophie has revealed herself
to be a strong, vulnerable, perfectly flawed woman who struggles with her place
en el mundo. With this revelation she allows us to accept our own flawed and
contradictory existence. It is a deeply moving, personal reflection on a life
that is beautifully challenging. It is also a reflection on a character that
despite pain, suffering and crippling self-doubt holds fast to joy, love and
the belief that there is hope and healing in creating.


Mammy, Mummy, Mama, Wife Who??

It feels very strange to try to write a review of this book, because to be honest it has had a profound emotional impact on me. For most of Lockdown, and the last year I have felt emotionally numb. I have felt cut off from my love and my joy in a way I have never experienced before. I have watched myself in moments of happiness unsure why it wasnt penetrating to my soul.

The reason of course is un-checked grief, hiding from a pain too harsh to deal with, hiding from a loss too raw to realise.

Reading this collection of essays by Sophie White has been the undoing of me. Through her raw and unrelentingly honest accounts from her life she has knocked down my walls. It is as if reading her pain has allowed me to release my own.

I have cried once this year. My eyes have in fact been invasively dry and stinging. On reading the first page of Corpsing tears arrived. The day after I finished it I cried all day. I cried about everything and nothing. I cried into my tea and into my children’s snuggles. A literal floodgate has opened and it’s not looking like closing soon.

While I cant promise all of the readers a reaction as visceral as this, I can promise that you will be moved and most likely haunted by Sophie’s words.

Enough digression, on with the review.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories is a collection of essays published by Tramp Press in
which Sophie White recalls and shares intimate moments from her life.

To say the themes of mental illness, grief, motherhood, addiction and
feminism are explored in this book is an understatement. More accurately I would
state that the themes are revealed as lived experience.

“But if it’s not funny then I’m just boring people with my crap life,”

Sophie states to her husband as she is reflecting on her writing.

I’m not sure how Sophie could even imagine that any of the essays in this
book would be considered boring. She brings to life the raw and gruelling
moments that she has encountered with a beauty and linguistic colour that is
simply haunting.

The book is gripping from the very first chapter in which she recounts an
evening where life and death collided in a poignant manner. She compares and
contrasts the wail of a new life with the ‘choked gasps’ of final breaths in a
way that is truly evocative and unforgettable.

The horrifyingly, beautiful comparisons continue throughout the book as she
shares the most harrowing and joyful moments of her life. Sophie challenges the
reader’s empathy in some chapters as she allows us to delve into the darkest
parts of her psyche. She presents us with stark, difficult realisations that
seem to exist in a strange paradoxical harmony with each other. The joy she
feels in her role as a mother is contradicted by her fear and self-loathing as
she describes the more horrific details of her struggle with mental illness.
Her body is both a glorious temple to her children – the home where their
beauty and innocence was created and nourished – and a site of self-destruction
and intense pain.

The way in which Sophie describes her alcohol addiction is her own unique
thread of a collective narrative. It creeps into her life and becomes
all-consuming. It requires management, subterfuge and betrayal. The guilt and
shame that come with knowing that there is a problem is not enough to quell the
need to feed the addiction. Her acceptance and ultimate surrender to recovery
requires sacrifice, strength and an ability to accept that it is a life-long
battle that she will face. This is the universal reality for any individual
struggling with addiction – but it is the hardest one to relay to non-addicts.

Throughout her essays Sophie poses tough questions on the patriarchal views
that dominate our society. She presents with such clarity the opposing forces
that exist within us as women striving to be heard in a world not just
dominated by but structured for and around the male perspective. She examines the
question of superficial beauty that is so ingrained in our minds that even as
we rebel against the ‘norm’ requirements we still measure ourselves against an
often unachievable goal. Far from being patronising or condescending, she
simply leads the reader to question their own belief system and asks us to
examine the (probably faulty) foundations of these.

In ‘Corpsing: My Body and Other Horror Stories’ Sophie has revealed herself
to be a strong, vulnerable, perfectly flawed woman who struggles with her place
en el mundo. With this revelation she allows us to accept our own flawed and
contradictory existence. It is a deeply moving, personal reflection on a life
that is beautifully challenging. It is also a reflection on a character that
despite pain, suffering and crippling self-doubt holds fast to joy, love and
the belief that there is hope and healing in creating.


Mammy, Mummy, Mama, Wife Who??

It feels very strange to try to write a review of this book, because to be honest it has had a profound emotional impact on me. For most of Lockdown, and the last year I have felt emotionally numb. I have felt cut off from my love and my joy in a way I have never experienced before. I have watched myself in moments of happiness unsure why it wasnt penetrating to my soul.

The reason of course is un-checked grief, hiding from a pain too harsh to deal with, hiding from a loss too raw to realise.

Reading this collection of essays by Sophie White has been the undoing of me. Through her raw and unrelentingly honest accounts from her life she has knocked down my walls. It is as if reading her pain has allowed me to release my own.

I have cried once this year. My eyes have in fact been invasively dry and stinging. On reading the first page of Corpsing tears arrived. The day after I finished it I cried all day. I cried about everything and nothing. I cried into my tea and into my children’s snuggles. A literal floodgate has opened and it’s not looking like closing soon.

While I cant promise all of the readers a reaction as visceral as this, I can promise that you will be moved and most likely haunted by Sophie’s words.

Enough digression, on with the review.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories is a collection of essays published by Tramp Press in
which Sophie White recalls and shares intimate moments from her life.

To say the themes of mental illness, grief, motherhood, addiction and
feminism are explored in this book is an understatement. More accurately I would
state that the themes are revealed as lived experience.

“But if it’s not funny then I’m just boring people with my crap life,”

Sophie states to her husband as she is reflecting on her writing.

I’m not sure how Sophie could even imagine that any of the essays in this
book would be considered boring. She brings to life the raw and gruelling
moments that she has encountered with a beauty and linguistic colour that is
simply haunting.

The book is gripping from the very first chapter in which she recounts an
evening where life and death collided in a poignant manner. She compares and
contrasts the wail of a new life with the ‘choked gasps’ of final breaths in a
way that is truly evocative and unforgettable.

The horrifyingly, beautiful comparisons continue throughout the book as she
shares the most harrowing and joyful moments of her life. Sophie challenges the
reader’s empathy in some chapters as she allows us to delve into the darkest
parts of her psyche. She presents us with stark, difficult realisations that
seem to exist in a strange paradoxical harmony with each other. The joy she
feels in her role as a mother is contradicted by her fear and self-loathing as
she describes the more horrific details of her struggle with mental illness.
Her body is both a glorious temple to her children – the home where their
beauty and innocence was created and nourished – and a site of self-destruction
and intense pain.

The way in which Sophie describes her alcohol addiction is her own unique
thread of a collective narrative. It creeps into her life and becomes
all-consuming. It requires management, subterfuge and betrayal. The guilt and
shame that come with knowing that there is a problem is not enough to quell the
need to feed the addiction. Her acceptance and ultimate surrender to recovery
requires sacrifice, strength and an ability to accept that it is a life-long
battle that she will face. This is the universal reality for any individual
struggling with addiction – but it is the hardest one to relay to non-addicts.

Throughout her essays Sophie poses tough questions on the patriarchal views
that dominate our society. She presents with such clarity the opposing forces
that exist within us as women striving to be heard in a world not just
dominated by but structured for and around the male perspective. She examines the
question of superficial beauty that is so ingrained in our minds that even as
we rebel against the ‘norm’ requirements we still measure ourselves against an
often unachievable goal. Far from being patronising or condescending, she
simply leads the reader to question their own belief system and asks us to
examine the (probably faulty) foundations of these.

In ‘Corpsing: My Body and Other Horror Stories’ Sophie has revealed herself
to be a strong, vulnerable, perfectly flawed woman who struggles with her place
en el mundo. With this revelation she allows us to accept our own flawed and
contradictory existence. It is a deeply moving, personal reflection on a life
that is beautifully challenging. It is also a reflection on a character that
despite pain, suffering and crippling self-doubt holds fast to joy, love and
the belief that there is hope and healing in creating.


Mammy, Mummy, Mama, Wife Who??

It feels very strange to try to write a review of this book, because to be honest it has had a profound emotional impact on me. For most of Lockdown, and the last year I have felt emotionally numb. I have felt cut off from my love and my joy in a way I have never experienced before. I have watched myself in moments of happiness unsure why it wasnt penetrating to my soul.

The reason of course is un-checked grief, hiding from a pain too harsh to deal with, hiding from a loss too raw to realise.

Reading this collection of essays by Sophie White has been the undoing of me. Through her raw and unrelentingly honest accounts from her life she has knocked down my walls. It is as if reading her pain has allowed me to release my own.

I have cried once this year. My eyes have in fact been invasively dry and stinging. On reading the first page of Corpsing tears arrived. The day after I finished it I cried all day. I cried about everything and nothing. I cried into my tea and into my children’s snuggles. A literal floodgate has opened and it’s not looking like closing soon.

While I cant promise all of the readers a reaction as visceral as this, I can promise that you will be moved and most likely haunted by Sophie’s words.

Enough digression, on with the review.

Corpsing: My Body and Other Horror Stories is a collection of essays published by Tramp Press in
which Sophie White recalls and shares intimate moments from her life.

To say the themes of mental illness, grief, motherhood, addiction and
feminism are explored in this book is an understatement. More accurately I would
state that the themes are revealed as lived experience.

“But if it’s not funny then I’m just boring people with my crap life,”

Sophie states to her husband as she is reflecting on her writing.

I’m not sure how Sophie could even imagine that any of the essays in this
book would be considered boring. She brings to life the raw and gruelling
moments that she has encountered with a beauty and linguistic colour that is
simply haunting.

The book is gripping from the very first chapter in which she recounts an
evening where life and death collided in a poignant manner. She compares and
contrasts the wail of a new life with the ‘choked gasps’ of final breaths in a
way that is truly evocative and unforgettable.

The horrifyingly, beautiful comparisons continue throughout the book as she
shares the most harrowing and joyful moments of her life. Sophie challenges the
reader’s empathy in some chapters as she allows us to delve into the darkest
parts of her psyche. She presents us with stark, difficult realisations that
seem to exist in a strange paradoxical harmony with each other. The joy she
feels in her role as a mother is contradicted by her fear and self-loathing as
she describes the more horrific details of her struggle with mental illness.
Her body is both a glorious temple to her children – the home where their
beauty and innocence was created and nourished – and a site of self-destruction
and intense pain.

The way in which Sophie describes her alcohol addiction is her own unique
thread of a collective narrative. It creeps into her life and becomes
all-consuming. It requires management, subterfuge and betrayal. The guilt and
shame that come with knowing that there is a problem is not enough to quell the
need to feed the addiction. Her acceptance and ultimate surrender to recovery
requires sacrifice, strength and an ability to accept that it is a life-long
battle that she will face. This is the universal reality for any individual
struggling with addiction – but it is the hardest one to relay to non-addicts.

Throughout her essays Sophie poses tough questions on the patriarchal views
that dominate our society. She presents with such clarity the opposing forces
that exist within us as women striving to be heard in a world not just
dominated by but structured for and around the male perspective. She examines the
question of superficial beauty that is so ingrained in our minds that even as
we rebel against the ‘norm’ requirements we still measure ourselves against an
often unachievable goal. Far from being patronising or condescending, she
simply leads the reader to question their own belief system and asks us to
examine the (probably faulty) foundations of these.

In ‘Corpsing: My Body and Other Horror Stories’ Sophie has revealed herself
to be a strong, vulnerable, perfectly flawed woman who struggles with her place
en el mundo. With this revelation she allows us to accept our own flawed and
contradictory existence. It is a deeply moving, personal reflection on a life
that is beautifully challenging. It is also a reflection on a character that
despite pain, suffering and crippling self-doubt holds fast to joy, love and
the belief that there is hope and healing in creating.


Ver el vídeo: Jugando a las COMPRAS y pagando en CAJA Registradora NIÑOS JUGANDO (Septiembre 2021).